Súper alimento: el salmón

El salmón pertenece a la familia de los Salmónidos. El nombre científico del salmón del Atlántico o europeo, el más común, es Salmo salar, pero también se comercializan distintas especies de otro género identificadas como salmón del Pacífico.

El salmón contiene una grasita llamada omega-3. Los ácidos grasos omega-3 del pescado constituyen entre el 30 y 40% de todos sus ácidos grasos. Este tipo de grasita lo hace al salmón un súper alimento.

  • Ayuda a reducir los niveles de triglicéridos en la sangre
  • Disminuye el riesgo de padecer un infarto grave con parada cardiaca
  • Actúan como antiinflamatorios, por ejemplo en casos de artritis reumatoide o de colitis ulcerosa y otras enfermedades autoinmunes.}
  • Evita la hipertensión
  • Reduce síntomas de dismenorrea (pérdida de la menstruación) en adolescentes.
  • Disminuye el nivel de fibrinógeno en la sangre, la proteína de la sangre que forma coágulos.
  • Es beneficioso en casos de migraña, asma y psoriasis.
  • Ayuda a mejorar la elasticidad de la piel
  • Cabello más sano e hidratado

Es importante consumir salmón salvaje, es decir, que no venga de criaderos para obtener todos los beneficios de los ácidos grasos omega-3. Te recomiendo que lo consumas al menos 2 veces por semana.

Lo puedes preparar con hierbas aromáticas al horno ó a la plancha. Su sabor es delicioso!